ELEMENTOS INQUIETOS

lunes, 15 de junio de 2009

ESTA HISTORIA - ALESSANDRO BARICCO



1903, "Todos estaban allí para disputar la gran carrera, de París a Madrid, Europa hacia abajo, desde la niebla hasta el sol". Este es el inicio de "Esta Historia", deliciosa novela del italiano Alessandro Baricco, el escritor de las grandes y más conocidas novelas como: "Seda", "Océano Mar", aunque también de otras menos conocidas -pero no menos fabulosas- como son: "City" y "Tierras de Cristal".

A Libero Parri (padre de Ultimo), le latía el corazón con toda la fuerza del mundo: era imposible dejar de pensar en el cambio de rumbo, de vida, proporcionar más comodidades a su mujer, Florence, a su hijo, Ultimo. Estaba harto, más que harto!, de ocupar su tiempo y esfuerzo en su laborioso trabajo en el campo. Los sueños, el gran sueño, se agolpa en su cerebro, una y mil veces: Los coches de carreras y la competición de estos coches a lo largo y ancho de las carreteras italianas, y más allá; por toda Europa.

A partir de ahí, "Esta historia", narra la vida de su hijo, Ultimo (el protagonista mágico y especial, absolutamente especial, de esta narración). Una persona que, según decían las personas que le conocían, tenía "la sombra de oro". Una de esas personas especiales. Basta que estuviera presente con otras personas para que se dejase sentir aún sin decir nada, se hacía notar aún en su silencio. Una persona con la sombra de oro, decían.

Una narración que viaja a lo largo de la vida de Ultimo. Su infancia, en la que su padre comparte con él sus sueños: los motores, los neumáticos, las carreteras, los sueños bañados en aceite de engrasar. Un mundo mejor aprovechando el impulso y futuro de las carreras de coches. Su madre, Florence, incansable, fuerte, con los pies conectados a la vida en al tierra, en el campo, en el trabajo, eje nuclear de la familia (os suena?).

Los sueños empiezan a hacerse realidad con el conde D´Ambrossio, quien se cruza a toda velocidad, con su coche de carreras, en las vidas de Libero Parri, Ultimo y Florence. A partir de ahí, y de forma irremediable; su destino está unido, hasta un punto donde ninguno de los cuatro podría haber imagiando jamás.

La Primera Guerra Mundial, llevará a Ultimo a conocer las extremas consecuencias del absurdo más implacable y despreciable que lleva al hombre a resolver los grandes conflictos: La Guerra. También allí, conocera a personas que marcaran el destino de su vida a sangre y fuego. Entre trincheras, desolación y las escenas más dantescas que puede proporcionar semejante escenario, Ultimo, vive solo para esperar la muerte provocada por la bala perdida entre hombres que solo defienden la vida con la confianza de volver a sus pueblos, a sus casas, junto a sus familias.

Elizaveta, una jóven aristócrata rusa, cuya familia se vé obligada a emigrar, y con quien Ultimo conocerá el gran amor de su vida, y con quien compartirá muchas horas de trabajo vendiendo y afinando pianos. Un personaje y mujer fascinante. Una relación mágica que les llevará, a ambos, a unir sus corazones, y destinos, de forma absolutamente sorprendente.

Es fabulosa la relación que Baricco teje entre todos los personajes. A lo largo de la narración, se solapan circunstancias casi mágicas, momentos que podrían ser imágenes -en blanco y negro-, en el albúm fotográfico que quedará en la retina de tu recuerdo con esta novela.

Alessandro Baricco, hilvana "Esta Historia" llena de matices, llena de regalos entre sus personajes, circunstancias e imágenes que construyen la narración de un libro absolutamente delicioso y totalmente recomendado.

3 comentarios:

zapatos rojos dijo...

Pues si coincido contigo, un libro maravilloso, con pasajes y personajes difíciles de olvidar, que como tú bien dices "se quedan en la retina". Me fascina este escritor.
La idea de la "sombra de oro" me parece bestial cuando leí el libro.
Saludos

Viola Tricolor dijo...

ya lo he apuntado! desde luego que con un post así cualquiera se resiste... a ver si por fin le encuentro la gracia a baricco.
un beso

Antihéroe dijo...

Yo he leído seda y no esta mal, no es mi estilo deliteratura preferida, pero no puedo negar que Baricco tiene algo, me apunto el libro. Un saludo caballero