ELEMENTOS INQUIETOS

viernes, 20 de febrero de 2009

Jorge Luis Borges - Después de un Tiempo....


Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y que una compañía no significa seguridad y uno empieza aprender… que los besos no son contratos y los regalos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad. Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende… y con cada día uno aprende.

(J.L. Borges)


Dt, no sabé cómo, cuánto y hasta cuando agradecer semejante reflexión.

3 comentarios:

david cebrian dijo...

Muy bueno, Don Trasto, el maestro Borges está sorprendentemente romántico y emocional, pero es lo que tienen los genios, que no paran de sorprendernos y además hacen lo que les da la gana. Al final, "como decíamos ayer", se trata de aquello tan complicado y tan fácil a un tiempo: vivir.

Edda dijo...

Dt, a pensar así se aprende en la escuela de la vida.

un beso, sin contrato :)

kindapop dijo...

¿Jose Luis o Jorge Luis?
Es un primo o soy yo el primo...
Por cierto, buena la reflexión.
Saludos trastete.